Forma de caza: La caza del ciervo rojo español se puede realizar en batida o recechando. El último es el método ideal, ya que nos permite derribar ciervos con cuernos más grandes, lo que significa un trofeo más grande.


Área de caza y temporada: Tierras privadas pertenecientes a la misma Reserva de la Espadella (Castellón), donde se puede practicar el rececho del ciervo ibérico entre los meses de septiembre y febrero, ambos inclusive. En otoño viene el momento del celo y con él el tiempo de la Berrea, una de las experiencias más increíbles que nos ofrece la naturaleza. Desde mediados de septiembre hasta mediados de octubre, durante la noche escucharemos el ensordecedor grito del ciervo, con el que intenta marcar su territorio y atraer a las hembras. La Berrea es el momento perfecto para observar a los grandes machos en la naturaleza, luchando entre sí, cruzando los cuernos, sin duda una experiencia de caza muy difícil de olvidar.


Trofeo: Los machos de ciervo presentan cuernos que se renuevan cada año. Los cuernos se han estado desarrollando durante el verano, adquiriendo mayor tamaño, longitud y número de puntas a medida que avanza la edad del espécimen.


Gallery >